0

Tu carrito está vacío

COMPRA ANTES DE LAS 13H Y RECIBE EN EL MISMO DÍA EN GRAN SANTIAGO.

Tipos de arena sanitaria para gatos y cada cuánto debemos cambiarla:

Mantener la caja de arena limpia y fresca es una parte importante para asegurarse de que su gato esté sano y feliz.

Los gatos utilizan la caja de arena de 3 a 5 veces al día en promedio, por eso es recomendable limpiarla todos los días, ya que de lo contrario, nuestra mascota podría estar expuesta a enfermedad e infecciones.

Si notas algún cambio en la frecuencia con la que tu gato orina, consulta con tu veterinario para descartar enfermedades de la vejiga o del riñón

¿Con qué frecuencia se debe cambiar la arena?

La mayoría de la gente cambia la arena de su gato una vez cada dos o tres semanas, ya que esta acumula restos de orina y heces.  Puedes hacerlo con más frecuencia si lo necesitas. La regla general es añadir unos 10 centímetros de arena fresca para gatos después de retirar la vieja.

El lavado regular del arenero evitará que el material plástico de la caja de arena absorba los olores del gato. Esto significa que no tendrás que sustituir la caja de arena tan pronto si la limpias a menudo.

Tipos de arenas

Existen varios tipos y marcas de arenas sanitarias  pero los más comunes son los siguientes:

Arena sanitaria absorbente: es la presente en cualquier supermercado a un precio más barato. Suele ser bien aceptada por los gatos, pero, al no tener efecto aglomerante, se mancha más, la orina llega a filtrarse hasta el arenero, es más difícil de limpiar y conserva los malos olores.

Arena aglomerante: este tipo de arena, algo más cara que la anterior, tiene la gran ventaja de que compacta los residuos, de forma que se facilita la limpieza, ya que podremos recoger la orina en forma de pelotitas con lo que el arenero se mantiene más aseado.

Arena en perlas o cristales: compuesta por sílice, es más cara, pero tiene como ventaja que se mancha menos, es muy absorbente y compacta las heces y la orina, lo que, facilita la limpieza.

Arena ecológica: Suele componerse de fibras vegetales y también tiene como ventaja su efecto aglomerante. Su olor puede producir rechazo en algunos gatos.

De acuerdo a las características de cada arena, debemos escoger la que mejor se adapte al gato. Si le gusta y la utiliza sin problemas, hay que cambiarla. En cambio, si no acepta la arena, tendremos que sustituirla por otro tipo.

 

 


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Entradas relacionadas

La importancia de mantener una buena higiene bucal en perros y gatos
La importancia de mantener una buena higiene bucal en perros y gatos

¿Alguna vez has considerado la posibilidad de que tu gatito esté estresado?
¿Alguna vez has considerado la posibilidad de que tu gatito esté estresado?

Cómo evitar que a mi perro le de un golpe de calor
Cómo evitar que a mi perro le de un golpe de calor